Los pequeños billingues


CARTA DEL DIRECTOR

Les ptits bilingues y la importancia de ser bilingüe

Hablar dos o más idiomas es una cualidad en alza, aumenta las posibilidades de acceder a un puesto de trabajo o de disfrutar de un viaje al extranjero.

Me explicaba estas navidades un antiguo compañero del Liceo Francés de Madrid, psicólogo cognitivo de prestigio que los últimos estudios neurocientíficos revelan que ser bilingüe incrementa la capacidad de concentración y retrasa el envejecimiento, entre otros.

Cuanto antes nos convertimos en políglotas mayores serán los beneficios. Es obvio que hablar más de una lengua desarrolla nuestra materia gris pero lo bonito de este proyecto es ver a antiguos compañeros y papás transmitir la pasión por el idioma a sus hijos, y estos dominar dos culturas.

El mundo de la educación no se puede entender desde otra dimensión que no sea la de la entrega de uno mismo. Al salir de clase observe los progresos de uno de nuestros alumnos en un tercer idioma por la tenacidad de su papá desde la primera palabra, relato del día y despedida. Ofrecer al otro lo que le ayude a crecer y a madurar requiere dar lo mejor que tenemos. Y eso, en nuestro centro de educación infantil, implica servicio, exigencia, tenacidad, constancia, disciplina y alegría.

Todo lo que sucede en nuestro centro es fruto de una reflexión y del anhelo de alcanzar un horizonte claro: el bien común de nuestros niños para empezar a formarlos íntegramente. De ahí la importancia de que, en el día a día, trabajemos en equipo.

El Director